Roman adicto a tocarse el rabo entrando a una cam porno en directo

cam porno en directo Román es un chico de treienta y dos años que para nada aparenta su edad que trabaja desde hace cuatro años en una de las sucursales que tiene haciendo en todas las ciudades importantes de España y eso le hace recibir a final de mes un sueldo más que goloso que le permite estar dado de alta en un servicio de cam porno en directo donde a cambio de veinte euros al mes tiene acceso durante 1 hora a una sala porno con decenas de chicas calientes conectadas a su cam porno en directo con muchas ganas de tener sexo por cam lo que pasa es que a Román también le gusta mucho follar y esta tarde de viernes, después de terminar de trabajar, se va a ir a una cafetería a merendar y se va a meter en Tinder a conocer chicas y ahí es donde va a conocer a Vanesa, una preciosa rubia tetona que trabaja como auxiliar en una clínica dental y con la que va a tontear un poco antes de convencerla de quedar esta misma tarde para ir a dar una vuelta y tomarse un helado donde acabarán enrollándose hasta que se marchen al piso donde Román vive solo y donde terminarán echando un buen polvo encima del sofá del salón hasta que esta rubia se ponga de rodillas delante de la polla de Román para que este se acabe pegando una buena corrida encima de sus pechos.